Un comentario de “¿Aún tenemos que esperar que venga la “réplica” que esperan los sismólogos?

  1. admin dice:

    Estimada Eylen,

    Gracias por tu mensaje. Respecto de las réplicas, podemos contestarte que la experiencia científica en terremotos anteriores muestra que luego de un terremoto de magnitud entre 8 y 9 (el de febrero fue 8.8), existe una probabilidad de ocurrencia de uno o dos sismos de magnitud entre 7 y 7.5, una decena de sismos entre 6 y 7 y cientos de sismos inferiores a magnitud 6, dentro de los primeros seis meses después del sismo principal. La frecuencia y magnitud de los sismos decrece rápidamente con el tiempo, de hecho ya se han registrado cientos de réplicas menores a 7, algunos de ellos de magnitud superior a 6. Lamentablemente no se puede predecir precisamente cuándo ni dónde sucederá una eventual réplica de magnitud entre 7 y 7.5, ni tampoco se puede asegurar que efectivamente suceda, el único argumento que tenemos para advertir de esta posibilidad es de carácter empírico, es decir que ha ocurrido con otros sismos similares.

    Lo más indicado en esta situación es tener cuidado con estructuras que ya fueron severamente dañadas durante el terremoto principal, ya que naturalmente éstas son más susceptibles de colapsar de producirse una réplica significativa.

    Respecto de lo aparecido en la prensa, lo importante es comprender que en un terremoto de esta magnitud, que se produjo a lo largo de la zona de contacto de las placas de Nazca y Sudamérica, produciendo una ruptura de 600 Km. de largo por decenas de kilómetros de ancho, es normal que haya varios puntos separados que concentren el movimiento relativo de ambas placas, lo que en términos coloquiales, puede entenderse como que hubo más de un terremoto dentro del terremoto principal, pero todo obedece al mismo proceso de ruptura iniciado cerca de la costa de Cobquecura y luego propagado hacia el norte y el sur.

    Esperando haber resuelto tus inquietudes, te saluda atentamente,

    SGCH

Los comentarios están cerrados.