Un comentario de “Dudas sobre sismos del 11 de febrero 2011

  1. sgch dice:

    Estimado Luis,

    Gracias por tu email. Si, el sismo magnitud 6.9 del 11.2.11 fue una réplica. Su particularidad es que fue un evento que inicio lo que técnicamente se conoce como un enjambre sísmico, es decir un conjunto de eventos que ocurren esencialmente en la misma ubicación y dentro de un corto periodo de tiempo y que liberan paulatinamente la energía sísmica que pudiera haberse liberado en un solo evento de magnitud mayor.

    Este enjambre ocurrió en torno al área sugerida por los investigadores italianos como potencial generadora de un sismo magnitud 7-8 y pudiera ser entonces que dichos temblores hubiesen liberado la energía no disipada por el terremoto del 27 de Febrero 2010 en dicha área. Este terremoto activó una serie de ricos fenómenos asociados que están siendo seguidos atentamente por investigadores de todo el mundo, los cuales siguen aprendiendo mucho de este el quinto terremoto más grande registrado en el planeta. Dada su rareza, poco es lo que los científicos saben con certeza acerca de estos sismos y los fenómenos post-sísmicos asociados y nadie puede decir a ciencia cierta cuánto tiempo más continuaran las réplicas. Una ventana de tiempo de varios años parece una estimación prudente considerando situaciones similares en el mundo.

    Aunque es imposible aun para las Ciencias de la Tierra, particularmente para la sismología, hacer predicciones específicas sobre futuros terremotos, si es posible adelantar algunos escenarios probables respecto del potencial sísmico de regiones dadas del planeta. Particularmente en el caso de Chile Central la probabilidad de ocurrencia de un sismo igual o mayor al ocurrido hace algo más de un año es extremadamente baja. La razón; la magnitud de un terremoto es directamente proporcional tanto al deslizamiento a lo largo de la falla que separa ambas placas tectónicas (oceánica de Nazca y continental Sudamericana) como al area afectada por dicho deslizamiento.
    El terremoto magnitud Richter 8.8 del 27/F se produjo por un deslizamiento promedio de 9-10 m en un área de 500 km de largo (Pichilemu-Lebu) por 150 km de ancho (fosa Chile-Perú hasta la costa). Estos 9-10 m de deslizamiento son similares a la cantidad de movimiento contrario (convergencia) entre ambas placas tectónicas acumulado desde el año 1835 a una velocidad de 6.5 cm/año. En términos simples, la energía acumulada desde el último gran terremoto vivido en esta zona (1835) fue liberado casi completamente el 27 de Febrero del 2011 y es necesario que pasen otros 150-170 años para que se vuelva a repetir un fenómeno similar.

    Ahora bien, esos 9-10 m de deslizamiento promedio registrados en el área afectada por el terremoto en realidad se distribuyen heterogéneamente, habiendo aéreas que deslizaron más de 15 metros y otras donde este deslizamiento fue menor a 5 metros. El estudio de los investigadores italianos ampliamente comentado en los medios sugiere que existen aun aéreas relativamente grandes (aprox. 100 x 50 km) que no deslizaron lo suficiente como para liberar localmente la energía acumulada desde 1835 y que por tanto estas aéreas podrían generar todavía replicas de magnitud entre 7 y 8, pero jamás superiores a 8.8 o 9 como se ha dicho en algunos medios.

    El enjambre sísmico que comenzó el día viernes 11 de Febrero con un sismo magnitud 6.9 y que generó varios sismos magnitud > 6 se localiza justamente en el área sugerida por los investigadores italianos y por tanto podría ser que este enjambre halla liberado en varios sismos relativamente pequeños la energía que de otra forma pudiera haber sido liberada en un solo terremoto de magnitud cercana a 8.

    Por último y en relación a las diferencias entre el National Earthquake Information Center (NEIC) del USGS y el Servicio Sismológico Nacional (SSN) de la Universidad de Chile valga comentar que efectivamente hasta hace algunos meses atrás la solución del NEIC aparecía en internet decenas de minutos a horas antes que la del SSN y esto se debía a que el NEIC poseía un sistema de procesamiento de datos automático muy bien afinado y validado comparado con el sistema de validación manual del SSN. Sin embargo el SSN ha hecho notables esfuerzos para automatizar y actualizar su sistema y, por ejemplo, para el reciente sismo de dos días atrás pude comprobar personalmente que el SSN entregó primero que el NEIC la información sobre el evento.

    Espero que estas respuestas te sean satisfactorias.

    Saludos cordiales

    Sociedad Geológica de Chile

Los comentarios están cerrados.