Pegmatita granítica Poñén

Ficha número 65

Latitud :  36° 46’ 34’’ S   –   Longitud : 72° 48’ 52’’ W

 

Comuna: Florida

Provincia: Concepción

Región: Región del Biobío

 

Valor principal del Geositio

Escénico – Geológico – Mineralógico – Paleontológico – Petrológico – Geomorfológico – Estructural

Este tipo de roca ígnea tan particular se ubica en la Cordillera de la Costa de la Región del Biobío, a menos de una hora de la ciudad de Concepción. Corresponde a afloramientos discretos (no más de 500 m2) de rocas pegmatíticas graníticas carboníferas que son parte del arco magmátco del Paleozoico superior.

Las pegmatitas graníticas han intrigado a los geólogos por cientos de años, existiendo una amplia gama de aspectos que aún se encuentran en estado de discusión. En general, se trata de rocas graníticas, que se diferencian de otras rocas plutónicas  por su tamaño de grano extremadamente grueso, o por una abundancia de texturas gráficas y esqueletales (London, 2008).

La pegmatita granítica Poñén, ubicada en dominios centrales del Batolito Costero del Sur, consta de una variada mineralogía: cuarzo (cristal de roca, ahumado, lechoso), microclina, albita, muscovita, biotita, almandino-espesartina, andalucita y corindón, con una zonación interna mineralógica y textural, propia para este tipo de rocas. Estas características petrográficas, sumada a consideraciones geoquímicas, permiten inferir importantes diferencias en la dinámica de cristalización entre la granodiorita de caja y los pulsos pegmatoides, tal como ha sido descrito en recientes contribuciones (Velásquez et al., 2012), otorgándole al factor H2O un rol fundamental.

Por las condiciones de observación del afloramiento, variedad mineralógica y petrográfica, este cuerpo representa un excelente  paradigma petrológico digno de observar y apreciar.

Publicaciones que lo incluyen

  • Velásquez et al. (2012). Zonación mineralógica de la pegmatita Poñén en el Batolito Costero del Sur, Región del Biobío – Chile. XIII Congreso Geológico Chileno, Antofagasta 2012.
  • Collao et al. (2012). Inclusiones fluidas en las pegmatitas uraniníferas de Poñén, Región del Biobío – Chile. XIII Congreso Geológico Chileno, Antofagasta 2012.
  • Collao et al. (2009). Mineralización de uranio en afloramiento pegmatítico, Región del Biobío, Chile. XII Congreso Geológico Chileno. Santiago 2009.

Sugerencias de estudios científicos por realizar en él

Determinación de condiciones de cristalización (geotermobarometría), estudio de estabilidad de fases, modelo petrogenético para la formación de cuarzo con halos muscovíticos.

Nombre y dirección del proponente

Ricardo Velásquez Herrera

ricardo.velasquez@sernageomin.cl

Roca Aborregada Cerro Castillo

Ficha número 64

Latitud : 46° 8´ 12´´      Longitud :72° 13´ 18´´

 

Comuna: Rio Ibáñez

Provincia: General Carrera

Región: Aysén

 

Valor principal del Geositio

Escénico – Geológico – Mineralógico – Paleontológico – Petrológico – Geomofológico – Estrutural

Este lugar se encuentra sobre una roca aborregada en el flanco sur del valle principal del Rio Ibáñez. Si bien este lugar no presenta infraestructura de ningún tipo, es común ver buses y vehículos detenidos para apreciar la vista que este lugar ofrece. Nos permite observar una buena sección longitudinal del valle principal y como los valles secundarios se encauzan a este. Ademas de las estructuras de roof –pendant que la intrusión del Batolito patagónico ha generado tanto con rocas de la Fm. Ibañez en el Cerro Palo como con rocas del Grupo Coyhaique en el Cerro Castillo

Publicaciones que lo incluyen

  • Aravena, N. 2014. Memoria para optar al título de Geólogo: Geología y Geopatrimonio del área de Cerro Castillo, XI Región de Aysén, Chile.
  • Scalabrino, B.;Lagabrielle, Y.; Malavieille, J.; Dominguez, S.; Melnick, D.; Espinoza, F; Suárez, M.; Rossello, E. 2010: A morphotectonic analysis of central Patagonian Cordillera: Negative inversion of the Andean belt over a buried spreading center?. In Tectonics, Volume 29, Issue 2.
  • Suárez, M.; De La Cruz, R.; Aguirre-Urreta, B.; Fanning, M. 2005: Diachronic Tithonian-Valanginian marine transgression of the Coihaique Group, Aysén Basin (43_–47_ S), Chile. In Congreso Geológico Argentino No. 16. Actas 1, 303–304.

Sugerencias de estudios científicos por realizar en él

Este lugar presente un potencial destacable como un sitio de interpretación, solo basta una mínima infraestructura además de fichas explicativas.

 

Nombre y dirección del proponente

Nicolás Aravena Bendeck

nicolas_aravena315@hotmail.com

 

Vista Panoramica hacia el N

Laguna Castillo

Ficha número 63

Latitud :  46° 4´ 47´´ Longitud :72° 11´ 20´´

 

Comuna: Rio Ibáñez

Provincia: General Carrera

Región: Aysén

 

Valor principal del Geositio

Escénico – Geológico – Mineralógico – Paleontológico – Geomorfológico – Estructural – Cultural

Este lugar se encuentra de frente a la laguna Castillo, a los pies del Cerro homónimo. Presenta una vista privilegiada de los contactos de los distintos cuerpos intrusivos, además de las altas cumbres que presentan afloramientos del Grupo Coyhaique. Además permite apreciar el ventisquero principal del Cerro Castillo, cuyos deshielos forman la laguna Castillo, la cual desciende por el estero del bosque para  proveer de agua fresca a toda la Villa Cerro Castillo. Presenta dimensión definida como área, localizada sobre depósitos morrénicos , también permite vista hacia el S donde se puede apreciar el lago General Carrera.

Publicaciones que lo incluyen

  • Aravena, N. 2014: Memoria para optar al título de Geólogo: Geología y Geopatrimonio del área de Cerro Castillo, XI Región de Aysén, Chile.
  • Scalabrino, B.;Lagabrielle, Y.; Malavieille, J.; Dominguez, S.; Melnick, D.; Espinoza, F; Suárez, M.; Rossello, E. 2010: A morphotectonic analysis of central Patagonian Cordillera: Negative inversion of the Andean belt over a buried spreading center?. In Tectonics, Volume 29, Issue 2.
  • Suárez, M.; De La Cruz, R.; Aguirre-Urreta, B.; Fanning, M. 2005: Diachronic Tithonian-Valanginian marine transgression of the Coihaique Group, Aysén Basin (43_–47_ S), Chile. In Congreso Geológico Argentino No. 16. Actas 1, 303–304.

Sugerencias de estudios científicos por realizar en él

En la primera publicación se propone el nombre Complejo Intrusivo Cerro Castillo (CICC).Este presenta importantes similitudes con respecto al Complejo Intrusivo Torres del Paine (CITP), y tiene un potencial tanto científico como turístico bastante importante

Nombre y dirección del proponente

Nicolás Aravena Bendeck

nicolas_aravena315@hotmail.com

 

Panorámicas

Cambio de fecha VII Simposio de Historia de la Geología

Se informa a la Comunidad Geológica que el VII Simposio de Historia de la Geología se llevará a cabo el día 11 de noviembre de 2016, en la sala Ignacio Domeyko, del Departamento de Geología de la Universidad de Chile, ubicado en Plaza Ercilla 803, Santiago.

La nueva fecha de recepción de trabajo vence impostergablemente el día viernes 14 de octubre de 2016

 

 

Ficha de inscripción

Plantilla resumen

Organiza: Sociedad Geológica de Chile

Grupo de Historia de la Geología

 

Objetivo

Continuando con el exitoso ciclo de Simposios de  Simposio de Historia de la Geología donde geólogos, historiadores y estudiantes han expuesto temas variados referentes a precursores, comienzos y avances de esta disciplina en Chile,  se invita a la comunidad geológica a participar en la VII versión de este evento.

 

Fecha: viernes 11 de noviembre de 2016

 

Sede: Sala Ignacio Domeyko, Departamento de Geología, Universidad de Chile.  Plaza Ercilla 803, Santiago.

 

Inscripción

 Llenar la Ficha de inscripción adjunta o bajarla desde la página Web de la Sociedad Geológica de Chile

 

Llamado a presentar trabajos:

Se invita a los interesados a presentar resúmenes de sus trabajos antes del 14 de octubre de 2016. Los resúmenes no podrán exceder una página. Deberá enviarse un texto vía e-mail a info@sociedadgeologica.cl con indicación Simposio Historia, y también si se desea presentación oral o en póster de los mismos.

 

Presentación de los trabajos:

Serán presentaciones orales o de póster. Habrá también conferencias invitadas.

 

Publicación de Resúmenes: Se entregará un CD   con los resúmenes al momento del Simposio.

 

Costo de inscripción *

  1.  $15.000 para miembros al día de la Sociedad Geológica de Chile

b   $ 20.000 para público en general

  1. c. $ 5.000 para estudiantes

 

*Se descontará $2000 a las categorías a y b por pago antes del 14 de octubre de 2016

 

 

Carta agradecimiento Guillermo Chong por donación de libros libro “Enseñando Geología a los niños”

Señor

Guillermo Chong

PRESENTE.

 

De nuestra consideración;

 

Mediante la presente, hemos querido expresar nuestra más sincera gratitud por obsequiar 12 ejemplares de su libro “Enseñando Geología a los niños” (4° edición). Le daremos el mejor uso que podamos a tales libros, ya que sin duda también representan una de las grandes motivaciones de nuestro Grupo de Educación: llevar la geología a los más pequeños.

 

Quisiéramos aprovechar de agradecer su aporte en la promoción del conocimiento geológico de manera constante, sobrepasando el ámbito académico, mediante el permanente esfuerzo por la extensión de la geología hacia la comunidad.

 

Cordialmente,

Grupo de Educación, SGCH.

 

Dunas de Quereo, Los Vilos

Ficha número 62

Latitud : 31° 56´07´´ S            Longitud : 71°29´60´´ W

 

Comuna: Los Vilos

Provincia: Choapa

Región: Coquimbo

 

Valor principal del Geositio

Escénico – Geológico – Mineralógico  – Paleontológico – Petrológico – Geomorfológico – Estructural – Arqueológico

Las Dunas de Quereo son extensos campos de dunas ubicados a 3 Km. al Sur de Los Vilos, los cuales se extienden por la línea de la costa y se prolongan hacia el interior hasta el piedemonte (Jackson, Seguel, Méndez, Maldonado, Murillo y Núñez. 2014). Éstas se habrían depositado hacia los 16.000 años cal.a.p., producto de la concomitancia de fuertes vientos prevenientes del suroeste y de la disponibilidad de arenas en la plataforma marina, derivado de un nivel del mar más bajo que el actual (Jackson et al, op cit.).

En planta, estas dunas se presentan elongadas paralelas a la línea de la costa e indican por lo general una dirección de aporte por el viento de SSW-NNE (Varela et al. 1979). Las formas corresponden a la de dunas crecientes (barjanes, transversas y parabólicas), características de zonas litorales (Spalleti, 1980). En los rellenos cuaternarios y paleodunas al Sur de Los Vilos se han registrado 23 sitios o focus de fauna extinta, en los cuales se ha reconocido la abundancia de Xenarthra, Paleolama sp., Equus sp., y Stegomastodon, además de una ocupación humana ininterrumpida que se extiende desde el Paleoindio hasta la actualidad (Jackson et al, op cit.).

Publicaciones que lo incluyen

López, P. 2007. Tafonomía de los mamíferos extintos del Pleistoceno Tardío en la costa meridonal del semiárido de Chile (IV Región -32° Latitud S). Alcances culturales y paleoecológicos. Chungará 39(1): 69-86.

Méndez, C.; Jackson, D.; López, P.; Seguel, R. 2005. Fauna extinta y procesos de formación de sitios: un caso de palimpsesto en el litoral semiárido, Los Vilos, IV Región de Coquimbo. Actas del XVI Congreso Nacional de Arqueología Chilena, pp. 645-654. Museo de Historia Natural de Concepción. Tomé, Chile.

Castro, C. 1992. Alteración antrópica sobre las dunas chilenas y su estado de conservación. Revista Bosque 13(1): 53-58, 1992.

Sugerencias de estudios científicos por realizar en él

  • Erosión antrópica y ambiental en el campo dunario.
  • Psammosere, variación pH, concentración de CaCO3, análisis granulométrico y estabilización dunaria.
  • Origen y migración de los depósitos.
  • Depósitos coquinoídeos y sedimentos aterrazados. Edad, distribución, litología y correlaciones con la Fm. Coquimbo.
  • Tipo de estratificación, laminación y orientación de los depósitos eólicos no consolidados

Nombre y dirección del proponente

Richard A. Conejeros Barraza

mail: richard.conejeros@munilosvilos.cl

Meteoritos: Historia y Casos Ejemplares

No es raro que al escuchar la palabra meteorito se nos venga a la
cabeza el acontecimiento ocurrido hace 65 Ma. en Chicxulub, México; un meteorito de 10
km de diámetro que dejó un cráter de más de 180 kilómetros,  el cual se piensa que fue el responsable de la extinción
del cretácico-terciario (Alvarez, 1983). Sin embargo, este no es el único evento asociado a
impactos de material extraterrestre, sino que han sucedido a lo largo de la
historia de nuestro planeta. Hasta se han encontrado escritos que mencionan estos
fenómenos, como es el caso de la Crónica de Paros que afirma que en 1168 a.C. cayó una
masa de hierro en el monte Ida en Greta ó el relato del científico persa Avicena que habla
sobre la caída de una masa de hierro en Djordjan en 1009 d.C. (Anales de la Universidad
de Chile, 1854).
Aparte de las ya mencionadas anécdotas, al día de hoy se han registrado diferentes
evidencias de objetos extraterrestres, incluso meteoritos vistos y recuperados luego de su
caída, como es el caso del meteorito Nogata (Japón, Fig. 1a), que se cree que ha sido el
caso visto más antiguo, alrededor del año 861. Sin embargo, el primer meteorito
documentado, preservado y científicamente estudiado no es hasta 1492; un meteorito de
127 kilogramos (LL6) caído en Ensisheim, Austria Anterior (actual Francia) y nombrado de
la misma manera (Fig. 1b, 2).

1

Figura 1: a. Fragmento del meteorito Nogata (L6, 472 g) caído en 861 en Japón. Fotografía: Jean-Michel Daillier. b. Fragmento del meteorito Ensisheim (LL6, 127 kg) caído en 1492 en Francia. Fotografía: Peter Marmet.

3

Figura 2: Ilustración de la caída del meteorito Ensisheim en 1492. Extraído de fineartamerica.com

En general, los meteoritos tienden a ser encontrados en condiciones de baja
meteorización* como desiertos y glaciares (Grady et al., 1988; Bischoff and Geiger, 1995;
Muñoz et al., 2007), no porque la caída de meteoritos se concentre en esas zonas, sino
por el hecho de que al ser afectados en menor medida por la meteorización y al no estar
en contacto con agua líquida se preservan de mejor manera. Un claro ejemplo es el
meteorito Mundrabilla (Fig. 3a,b) encontrado al oeste de Australia en 1911 y que se cree
que cayó hace aproximadamente un millón de años y aún mantiene sus propiedades en
buenas condiciones (McCall, 1998).

*meteorización: procesos por los cuales una roca es afectada química y/o físicamente al estar expuesta a la atmósfera, hidrósfera y biósfera, llevando a esta a su desintegración parcial o total.

2

Figura 3: a. Fragmento del meteorito Mundrabilla (Iron, IAB) encontrado en 1911 y que se piensa que cayó hace 1 m.a. Fotografía; Aeroliths Collection Theodossiou b. Corte del meteorito Mundrabilla en que se observan patrones Widmanstätten*. Fotografía: Charley Kettel.

*Patrones Widmanstätten: llamado así debido al austriaco Alois von Beckh Widmanstätten, quien descubrió estos patrones en 1808. Corresponden a bandas enrejadas formadas por los minerales kamacita y taenita.

A pesar de la cantidad de meteoritos caídos y encontrados, recién a principios del siglo XIX
fueron reconocidos como material derivado de otros cuerpos planetarios, como la Luna o
Marte. Esto ocurrió por ejemplo con el doctor Gerald Wasserburg, quien postuló a
mediados del siglo XIX, que los cráteres de la Luna fueron producidos por impactos de
cuerpos provenientes del cinturón de asteroides. No fue hasta años después que compararon un
meteorito obtenido en la Antártica (Fig. 4) con una muestra Lunar traída por el Apollo 11
para respaldar está teoría. Otro ejemplo es el caso del mineralogista Austriaco Ignaz Edler
von Born, quien a finales del siglo XVIII poseía una vasta colección de meteoritos, los
cuales catalogaba como escombro inútil.

6

Figura 4: Meteorito Allan Hills A81005 (Lunar, 31.4 g) encontrado en la Antártica por el ANSMET (Antartic Search of Meteorites) en 1981. Fotografía: Svend Buhl.

La existencia de meteoritos no ha sido un tema tabú, debido a diversos acontecimientos
como el meteorito, de 12.4 kilogramos, Peekskill (H6) que cayó sobre el maletero de un
auto (Fig. 5). Además hay al menos dos casos reportados de golpes por meteoritos: el
primero un meteorito de 3.9 kilogramos que golpeó a una mujer en el muslo en 1954
luego de atravesar el techo de su casa en Alabama. El segundo caso sucedió en Uganda
durante una lluvia de meteoros en 1992: un fragmento de 3.6 gramos rebotó en un árbol
de plátanos hacia la cabeza de un niño.

7

Figura 5: Fotografía del maletero de un auto que fue destrozado por el meteorito Peekskill (H6, 12.4 kg) en 1992 en Nueva York, Estados Unidos. Fotografía: Peter Brown.

Un ejemplo moderno, es el bólido observado el 15 de febrero del 2013 en
Chelyabinsk, Rusia. La explosión en el aire de este meteoro (airburst en inglés) produjo más de 4.000 a 6.000
kilogramos de fragmentos (Fig. 6a), incluyendo uno de 650 kilogramos. No pasó
inadvertido, debido a que la onda expansiva dejó más de 1.000 personas heridas y
variados daños a infraestructura (Fig. 6b, Popova et al., 2013).

3

Figura 6: a. Fragmento del meteorito Chelyabinsk (LL5) en el 2013 en Rusia. Fotografía: Woreczko
Jan & Wadi. b. Ventanales rotos en el Teatro de drama de Chelyabisk debido a la onda expansiva
de la explosión aérea. Fotografía: Nikita Plekhanov.

Cabe destacar que el evento en Chelyabinsk es la explosión aérea registrada más grande
desde el evento en Tunguska, Siberia en 1908 (Popova et al., 2013). Este último fue
motivo de varios estudios, debido a que la explosión aérea produjo una gran onda
expansiva que fue registrada por varios observatorios en el mundo, la que produjo que al
menos 80 millones de árboles cayeran (Fig. 7). A pesar de esto, hasta el día de hoy no se
ha encontrado material extraterrestre correspondiente a este asteroide, lo que ha dado
espacio a diversas teorías, tanto científicas como de ciencia ficción (Longo, 2007).

10

Figura 7: Árboles caídos en Tunguska, debido a un meteoro que explotó en el aire en 1908
liberando 1000 veces más energía que la bomba atómica en Hiroshima (1945). Fotografía:
Leonid Kulik Expedition.

Actualmente, son diversas las organizaciones (mayoritariamente Estadounidenses,
Japonesas y Europeas) que se dedican a la búsqueda y estudio de meteoritos, como por
ejemplo la organización japonesa JARE (Japanese Antartic Research Expedition) y la
estadounidense ANSMET (Antartic Search for Meteorites). Además existen grupos
dedicados a la búsqueda y venta de meteoritos, ya que, los precios pueden ascender hasta
los miles de dólares (en el año 2004 un meteorito de Marte (Fig. 8) podía costar alrededor
de los 4.000 dólares el gramo).

11

Figura 8: Meteorito Marciano (Nakhlite) Lafayette (800 g) encontrado en 1931 en Estados
Unidos. Fotografía: Martin Horejsi.

A finales de 1999 la colección mundial de meteoritos ascendía a 22.507 ejemplares, de los
cuales 1.005 son reconocidos como caídas y el resto como encontrados (no se observó la
caída) (Grady, 2000). Actualmente la base datos de meteoritos es registrada por The
Meteorical Society y cuenta con 51.890 meteoritos nombrados oficialmente y continúan
en aumento (Meteoritical Bulletin, junio 2015).

Referencias

  • Acevedo Rogelio D., Rocca Maximiliano C.L. & García Víctor M. Catalogue of Meteorites from
    South America. Springer, 2014, pp. 65-123.
  • Alvarez, Luis W. “Experimental evidence that an asteroid impact led to the extinction of many
    species 65 million years ago”. Geology, vol. 80 (1983), pp. 627-642.
  • Anales de la Universidad de Chile. Santiago de Chile: vol. 43 (1854), pp. 212-215.
  • Bischoff A.and Geiger T. “Meteorites from the Sahara: Find locations, shock classification, degree
    of weathering and pairing”. Meteoritical Society, vol. 30 (1995), pp. 113-122.
  • Grady Monica M., Hutchison R., McCall G. J. H. and Rothery D. A.. “Meteorites: their flux with time
    and impact effects”. Geological Society, vol. 140 (1988), pp. 1-6.
  • Grady Monica M. “Sources of data on meteorites”. En Catalogue of Meteorites. 5ta Edición.
    Cambridge: Cambridge University Press, 2000.
  • Lipschutz, Michael E. y Schultz, Ludolf. “13: Meteorites”. En: McFadden L., Weissman P., and
    Johnson T. Encyclopedia of the Solar System. Segunda edición. Canada: ELSEVIER, 2007, pp.
    251-282.
  • Longo, Guiseppe. “18: The Tunguska Event”. En Bobrowsky, Peter T.; Rickman, Hans.
    Comet/Asteroid Impacts and Human Society, An Interdisciplinary Approach. Berlin:
    Springer, 2007, pp. 303–330.
  • McCall G. J. H. 1998. “The Mundrabilla Iron Meteorite from the Nullarbor Plain, Western Australia:
    An update London”. En Moore P. Yearbook of Astronomy 1999. London: Macmillan.
    pp. 156–168.
  • Muñoz C., Guerra, N., Martínez-Frías J., Lunar, R., Cerda, J. “The Atacama Desert: A preferential
    arid region for the recovery of meteorites: Find location features and strewnfield
    distribution patterns”. ELSEVIER: Journal of Arid Environments, vol. 71 (2007), pp. 188-200.
  • Popova Olga P. et al. “Chelyabinsk Airburst, Damage Assessment, Meteorite Recovery, and
    Characterization”. Science, 342 (2013).
  • The Meteoritical Society: Meteoritical Bulletin Database [En línea]. 18 junio del 2015. [Consulta:
    27 de junio del 2015]. Disponible en: http://www.lpi.usra.edu/meteor/metbull.php